Nuevo «Swiss made» a partir del 1 de enero de 2017

El Consejo Federal acaba de aprobar la revisión parcial del decreto «Swiss made» para relojes, y ha establecido como fecha de entrada en vigor el 1 de enero de 2017. Esta revisión endurece los criterios de la denominación «Swiss made» para relojes y movimientos respecto a la nueva legislación "Swissness".

 


La denominación de origen «Suiza» o «Swiss made» en un reloj representa el savoir-faire helvético en materia de relojería. Varios estudios han demostrado que los consumidores están dispuestos a pagar hasta un 20 % más por un reloj suizo en general, y hasta un 50 % más por algunos relojes mecánicos. Esta revisión del decreto «Swiss made» para relojes tiene como objetivo reforzar la asociación de los relojes con la etiqueta «Swiss made» con Suiza para poner freno a la amenaza del uso abusivo de la denominación de origen, y para consolidar tanto la buena reputación de la «marca Suiza» como el lugar de producción suizo.

El decreto «Swiss made» para relojes concreta la legislación «Swissness», que afecta al el sector relojero y fue aprobada por el Parlamento el 21 de junio de 2013. Dicta que al menos el 60 % de los costes de fabricación de un reloj completo (el producto acabado) deberán, en el futuro, haberse producido en Suiza. Hoy en día, para determinar su origen suizo solo se tienen en cuenta los costes del movimiento del reloj. El movimiento sigue siendo importante, ya que las piezas constitutivas de fabricación suiza deben seguir representando al menos el 50 % del su valor, y al menos el 60 % de sus costes de producción deben haberse producido en Suiza. Asimismo, el desarrollo técnico de un reloj y el movimiento «Swiss made» deberán, en el futuro, realizarse también en Suiza. Finalmente, para mantenerse al tanto de las últimas evoluciones tecnológicas, el concepto de reloj que aparece en el decreto se extiende a los relojes conectados.

El decreto revisado «Swiss made» para relojes entrará en vigor el 1 de enero de 2017. Los criterios generales introducidos por la reglamentación «Swissness» se aplicarán asimismo a partir de esa fecha.